SantaBoscardinAna Francisca Boscardín nació en Bréndola (Vicenza — Italia) el 6 de octubre de 1888, en una familia de origen humilde y campesino. Fue educada por su madre, mujer de piedad singular, en la práctica de la bondad paciente y en el amor profundo a Jesús Crucificado y a la Madre Celestial.

El 8 de abril de 1905, la Congregación de Hermanas Maestras de Santa Dorotea Hijas de los Sagrados Corazones, abre las puertas para que ingrese Ana Francisca. En sus cortos años de vida religiosa, bajo el nombre de María Bertila culminó el más grande ideal de la caridad cristiana: “A Dios toda la gloria, al prójimo toda la alegría, a mí todo el sacrificio”. Palabras que encierran todo un programa de amor a Dios entregado a cada hermano necesitado.

Religiosa enfermera, prestó su servicio en el hospital estatal de Treviso y durante la primera guerra mundial en Viggiú (Várese) a donde fue trasladado el hospital a causa de los frecuentes bombardeos aéreos en la provincia Véneta.

Murió el 20 de octubre de 1922; fue aquel, el día en que empezó a vivir para Dios plenamente, sin sombras ni velos y a los ojos de todo el mundo trevisano, sus escondidas virtudes brillaron con encendido fulgor a tal punto que el médico con el cuál ella trabajó, si bien ateo, pudo exclamar: “¡ha muerto una santa!”

El 8 de junio de 1952, Sor María Bertila fue proclamada beata por el Sumo Pontífice Pio XII y el 9 de junio de 1959 la Sagrada Congregación de Ritos, aprobó los milagros para la canonización, meta de la gloria que la realizó el Santo Padre Juan XXIII el 11 de mayo de 1961. Su cuerpo reposa en una capilla dedicada a Ella en la Casa Madre en Vicenza - Italia, cuna de la Congregación.

UK betting sites, view information for Sign Up Bonuses at bookmakers