En  1962 tras una invitación de los padres Claretianos, Las Hermanas Doroteas deciden colaborar con los misioneros en una obra que ellos habían comenzado en el año 1954 en los suburbios de Guayaquil. 

Los misioneros Claretianos pusieron a disposición de las religiosas una modesta casa, la dirección de la escuelita “Leticia Alvarado Avilés” y la posibilidad de extender su trabajo misionero de acuerdo a las innumerables necesidades de la población. La escuela es asumida por las religiosas y muy pronto comienza la gran demanda de cupos, pues su presencia y sistema educativo basado en la ternura, abnegación y el carisma de su Fundador Monseñor Farina convencen a la población estudiantil.

En el año 1995 los misioneros decidieron dejar la escuela en manos de la Congregación de Madres Doroteas. De inmediato, las religiosas, con la ayuda de bienhechores iniciaron la reconstrucción de la nueva escuela, dándole un aspecto muy merecido para los niños, particularmente de este sec torde la ciudad. Ahora es legalmente reconocida como: Unidad Educativa Católica “Leticia Alvarado Avilés” por Acuerdo Ministerial 0024 del 21 de mayo de 1999.

Paralelamente a la labor educativa, se creó el dispensario médico “Santa María Bertilla” en febrero de 1963, el Taller de Costura “Santa Bertilla” en 1963, el centro de desarrollo Infantil “Santa Dorotea” desde 1996, y las hermanas continúan como el primer día con la atención a los pobres, la catequesis parroquial, la visita a las familias y el apoyo al grupo de la Legión de María.

  • DSC01167
  • DSC01155
  • DSC00463
  • DSC05714
  • DSC05676
  • DSC05670
  • DSC05669
  • DSC02708
  • DSC02691
  • DSC02619
  • DSC01167
  • DSC01155
  • DSC00463
  • DSC05714
  • DSC05676
  • DSC05670
  • DSC05669
  • DSC02708
  • DSC02691
  • DSC02619

UK betting sites, view information for Sign Up Bonuses at bookmakers